RUMBO A LA CONDENACIÓN

Rumbo a la Condenación- Deuteronomio 30:17-18

62 / 100 Puntuación SEO

RUMBO A LA CONDENACIÓN

Deuteronomio

«30:17 Mas si tu corazón se apartare y no oyeres, y te dejares extraviar, y te inclinares a dioses ajenos y les sirvieres, 30:18 yo os protesto hoy que de cierto pereceréis; no prolongaréis vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para entrar en posesión de ella.Rumbo a la Condenación

30:19 A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;»

¿Se puede perder la Salvación? Sí, se puede. Este peligro es real, existe. Podemos alejarnos de Dios y de su Salvación irreversiblemente. Irreversible significa que no tiene vuelta atrás, que no se puede dar vuelta o volver.Rumbo a la Condenación

La persona sabe y siente claramente que lo que hizo ha sido muy grave ante Dios. La persona entiende que le ha fallado a Dios, sabe que no ha respetado sus mandamientos, siente culpabilidad y vergüenza, queda desahuciado espiritualmente (sin solución ni esperanza).

Se siente desespero, gran tribulación de alma, tormentos, y muy de cerca la CONDENACIÓN.Rumbo a la Condenación

Lucas 12:5

«Pero os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el infierno; sí, os digo, a éste temed.»

Muchos creen que quien echa las personas al infierno es Satanás, y quien mata es Satanás, y le tienen miedo. Satanás no puede nada, lo que hace es incitar a las personas a cometer pecado, y hace que las personas busquen la muerte y se maten, pero él no puede matar, él no puede dar ni quitar vida.

El único que tiene poder y derecho sobre la Vida es Dios, él es el único que puede darte la Salvación o la Condenación, él es quien te lleva al Cielo o te manda al infierno. Que nadie le tenga miedo al diablo, pero manténganse en el temor de Dios.

Mateo 5:29

«Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.»

El espíritu que llevamos dentro nos da alertas todo el tiempo y nos lleva a buscar respuestas claras y precisas. Necesitamos saber qué hacer para evitar llegar a tan terrible condición. Estas son algunas consecuencias de permitir el pecado en la vida del cristiano:

– se contrista el Espíritu Santo (Efesios 4:30)

– se apaga el Fuego (1 Tesalonicenses 5:19, 2 Timoteo 1:6)

– los amigos del mundo son enemigos de Dios (Santiago 4:4)

– los que viven según la carne no pueden agradar a Dios (Romanos 8:8)

– sin fe es imposible agradar a Dios (Hebreos 11:6)

– sin santidad nadie verá a Dios (Hebreos 12:14)

– sólo los de limpio corazón verán a Dios (Mateo 5:8)

– no hay comunión entre la luz y las tinieblas (2 Corintios 6:14)

– el que retrocediere no agradará su alma (Hebreos 10:38)

– no será tenido por inocente el culpable (Número 14:18)

– para Dios no hay acepción de personas (Colosenses 3:25)

– la paga del pecado es la muerte (Romanos 6:23)

Rumbo a la Condenación- Deuteronomio 30:17-18

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *