Pescando en el Rio de la Apostasía

PESCANDO EN EL RÍO DE LA APOSTASÍA

2º Tesalonicenses
2:8 Y entonces se manifestará aquel inicuo (el Anticristo), a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida;
2:9 inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos,
2:10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.
2:11 Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira (la Apostasía),
2:12 A FIN DE QUE SEAN CONDENADOS TODOS LOS QUE NO CREYERON A LA VERDAD, SINO QUE SE COMPLACIERON EN LA INJUSTICIA.

El trabajo de la Apostasía es alejar el hombre de la Verdad de Dios, hasta matar su Fe en Él. La Apostasía es un tipo de espíritu o espiritualidad satánica que actúa en el núcleo de las iglesias, ataca las partes del Cuerpo más fuertes o importantes para su desarrollo y crecimiento, o sea, todas aquellas personas que tienen un llamado al servicio divino, según los cinco ministerios fundamentales del cristianismo que aparecen en Efesios 4:11 (apóstoles, profetas, evangelistas, pastores, maestros) contaminando a través de las falsas doctrinas y debilitando el Cuerpo de Cristo desde la cabeza, y expandiéndose por todos los miembros, hasta provocar la muerte del cuerpo completo.

Es un cáncer incurable y mortal, corrompe la Fe Cristiana hasta matarla suplantando la verdad por la mentira. La persona piensa, cree y siente que está siguiendo a Dios, pero a causa de la falsa doctrina se aleja cada vez más de Él. Una persona que está en una iglesia y dice adorar a Dios pero recibe lo falso de Satanás, entonces no está adorando a Dios sino a Satanás disfrazado de Luz.

Esta pérdida de la Fe en la verdad no es repentina, es gradual, los demonios van infiltrando mentiras en la doctrina tan sutiles al principio y más graves o grandes a medida que se va creyendo en él. A tal punto se aleja la persona de la verdad bíblica que después se OPONE a ella, argumentando con la propia Biblia sus puntos de vista, su falsa doctrina y su falsa revelación. Entonces ya no tenemos un cristiano sino un apóstata. La iglesia pasa a ser apóstata por las falsas doctrinas que permite y practica. La Apostasía entra en la iglesia por los líderes que permiten, enseñan y aprueban la falsa doctrina. Si en la iglesia se predica y practica la falsa doctrina, se está predicando y practicando la Apostasía, esto es para alejar el hombre de Dios.

El espíritu de la apostasía no puede ser detenido porque está dispuesto por Dios para este tiempo (2ªTesalonicenses 2.11), pero hay muchas promesas en la misma Biblia que nos aseguran y confirman que si somos sus escogidos, si perseveramos y si nos mantenemos fieles hasta la muerte… seremos guardados de las terribles pruebas que han de venir sobre este mundo (Apocalipsis 3:10), y aun más para aquellos que profundizan en la guerra espiritual: que nuestra familia será salva (Hechos 16:31).

Las instituciones religiosas del tipo que sean, son entidades ESPIRITUALES, éstas no deben ser examinadas ni medidas por su actividad social o benéfica, ni por lo bien que aparentan, ni por lo bien que predican sus predicadores. Debemos buscar la fuente espiritual en cual se basa y lo que ella expresa y manifiesta, porque los demonios conocen la Biblia y los discípulos de Satanás predican mejor que mucho cristiano verdadero, pero tener los FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO no es para todos, Jesús advierte y enseña en Mateo 7 algunas formas infalibles de identificar este tipo de apóstatas en las iglesias:

1) Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Mateo 7:15

2) Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Mateo 7:16

3) No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Mateo 7:21

4) Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. Mateo 7:22,23

Advertencia:

– Prestemos más atención a las actividades que estamos permitiendo dentro de las congregaciones;

– Prestemos más atención al legado espiritual que estamos dejando a nuestros hijos espirituales;

– Prestemos más atención a no estar generando ejércitos de discípulos para la Apostasía y para Satanás.

Deja tu comentario

¡Usted que Opina!

Radio Conquista Internacional.

Descarga la App de Radio Conquista Internacional. Con ellas puedes escuchar nuestra transmisión en vivo. Suscribirte en nuestra página web y confirmarlo en tu correo electrónico, para que recibir las notificaciones de los últimos estudios bíblicos y la noticia del  momento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *