Pescadores de Alma con Anzuelos de satanas

PESCADORES DE ALMAS CON ANZUELOS DE SATANÁS

 

Los dichos y creencias populares hacen las gentes creer que existen muchas maneras de hacer las cosas. Desde niña yo he escuchado mi padre enseñarme que existen sólo dos formas de hacer las cosas: Bien y Mal. Yo no entendía algo tan estricto y la sentencia parecía poner un gran peso sobre mi propio destino.

Yo trataba de examinar mis actos y decisiones cada vez, pues lo que mi padre me enseñaba era contrario a lo que yo aprendía por ahí, pero por amor a él y porque sabía que él me amaba y me enseñaba todo para mi propio bien, lo obedecía aunque no entendía. Al tiempo me di cuenta que era así mismo como funcionaba todo en la vida, yo podía siempre elegir entre actuar bien o actuar mal, la diversidad de opiniones no hace que algo sea bueno aunque sea aceptado por la mayoría. Otra vez las palabras de mi papá sonaban en mi corazón: No siempre la mayoría tiene la razón.

Las experiencias de la vida hacen difícil mantenerse en la correcta integridad, yo ya no vivía con mi familia y por falta de asesoramiento espiritual cuando era aun muy joven me volví al paganismo. Los maestros, guías, gurús o como les llamen de la brujería, espiritismo, misticismo, orientales, etc, siempre trabajan basados en el engaño y en hacer daño al prójimo. Aun cuando se habla de hacer el bien, filantropía, filosofía, ecología, ciencias, humanitarismo, políticas… es mentira porque están todo el tiempo invocando demonios y esclavizando almas a esos espíritus malignos.

Parece una declaración sorprendente y en algunos casos extremadamente errónea, pero hay que estar dentro y salir para entender las cosas como son. Si estamos fuera siempre hablamos de lo que no sabemos… si estamos dentro siempre pensamos que estamos haciendo lo correcto… pero al entrar y descubrir cuántas cosas feas ocurren detrás de los telones, finalmente cuando salimos reconocemos cuán perdidos y cuán equivocados estábamos.

Yo leía muchos libros de conjuros, brujerías, magia, rezos, invocaciones… pero no siempre seguir al pie de la letra cada cosa aseguraba éxito, y los resultados nunca eran buenos: aunque se lograban muchísimas cosas materiales y humanas, estaban siempre colmados de maldad. Me había capacitado y especializado y tenía varios poderes y glorias de qué jactarme, pero la verdad es que yo me sentía horrible, espléndida por fuera pero por dentro una gran basura, destruida.

Fue muy difícil tener que dejar atrás el cobijo del hogar, el amor y la sana enseñanza de mis padres para dedicarme a ser una mala mujer. Esto duró muchos años y mi alma estaba en plena amargura y muy en falta de cosas buenas, quería cambiar pero no conocía otra cosa, quería huir pero no conocía otro camino.

Al conocer la Palabra de Dios, La Santa Biblia, fue mi mayor liberación y oasis. Poder encontrar un Dios que sólo me enseñaba cosas buenas y podía realmente ayudar a las personas a ser felices y alcanzar sus metas. Si yo hacía tal cual estaba escrito, me iría siempre bien. Ya no necesitaba desconfiar, ni temer la mentira por detrás de todo: Dios y su Palabra son Fieles y Verdaderos.

La obediencia a los mandamientos de Dios no son difíciles, lo que hace las cosas muy duras y complicadas es la batalla contra nuestras propias debilidades y deseos, la batalla contra las tentaciones de la vida, la batalla con uno mismo, la batalla con nuestra consciencia, la batalla contra la sociedad y todo aquello que nos rodea. En estas cosas es donde entra en acción y gana muchas ventajas Satanás. Sólo el Espíritu Santo puede guiarnos y darnos fuerza para DISCERNIR, RESISTIR, REPRENDER Y VENCER la maldad.

 

Deja tu comentario

¡Usted que Opina!

Radio Conquista Internacional.

Descarga la App de Radio Conquista Internacional. Con ellas puedes escuchar nuestra transmisión en vivo. Suscribirte en nuestra página web y confirmarlo en tu correo electrónico, para que recibir las notificaciones de los últimos estudios bíblicos y la noticia del  momento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *