OVEJAS EN PELIGRO

Proverbios 1:7 "El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;

Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza."

Todos en algún momento se han preguntado y han investigado sobre si la Salvación se pierde o no se pierde. ¿Por qué? Porque todos en algún momento han pasado por la situación de sentirse “en peligro” a causa de sus propios actos.

Aún cuando no tenemos profundo conocimiento de la enseñanza bíblica, sabemos o sentimos por la consciencia, por la intuición, o sensibilidad espiritual, o por pura lógica, que corremos el riesgo o estamos en peligro delante de Dios. Sabemos cuando nos portamos mal y también sabemos cuando nos portamos MUY mal.

Podemos percibir cuando nuestras acciones nos alejan de la presencia divina y nos hacen caminar hacia atrás. Vemos que retrocedemos y perdemos aquellas cosas que ya habíamos conquistado y avanzado en el Camino. Sentimos claramente cuando la mano de Dios se aleja y las tinieblas invaden las diversas áreas de nuestra vida y aun intervienen en nuestros seres queridos. Nos damos cuenta que vamos perdiendo el control de todo (a veces hasta de uno mismo) y las situaciones son cada vez más difíciles de librar o soportar. Experimentamos la pérdida de la autoridad y del poder espiritual en el nombre de Jesús. Cuando oramos no hay respuesta.

Juan 10:28 “…Y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.”

Dios ha puesto en el ser humano un alerta espiritual infalible: la convicción de pecado. A través de su Espíritu Santo, Dios le habla directamente al alma de la persona y le ayuda a reconocer (percibir, detectar, indicar) dónde está el pecado, dónde está el error, dónde está el problema.

 

Esto sucede para que la persona se vuelva de sus malas obras o de sus malos caminos, para que se corrija, para que reconozca su pecado y se arrepienta, para que se restaure, para que se afirme. Dios jamás desampara ni abandona, desde su lugar Dios observa la guerra espiritual que se libra interviniendo siempre para que sus hijos no perezcan sino que prevalezcan sobre todo enemigo y adversidad, para que se sobrepongan a todo pecado y debilidad.

Si la persona escucha la voz del Señor alertando y corrigiendo cada vez, la certeza y la paz sobre su Salvación estarán siempre presentes.

Deja tu comentario

¡Usted que Opina!

Radio Conquista Internacional.

Descarga la App de Radio Conquista Internacional. Con ellas puedes escuchar nuestra transmisión en vivo. Suscribirte en nuestra página web y confirmarlo en tu correo electrónico, para que recibir las notificaciones de los últimos estudios bíblicos y la noticia del  momento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *