La Regeneración del Espíritu y El Nuevo Nacimiento

LA REGENERACIÓN DEL ESPÍRITU Y EL NUEVO NACIMIENTO

El nuevo nacimiento, o la regeneración del espíritu, es solamente el primer paso del camino cristiano; esto es la entrada por la puerta estrecha de la Salvación. Ahora el cristiano renacido, o regenerado, debe continuar por ese camino, en busca de la libertad completa de su Alma y de su Cuerpo. Hay que empezar a limpiar, purificar, echar fuera todo lo que no sirve, todo lo que estorba el crecimiento espiritual como cristianos. Es decir, sacar los demonios y toda la basura que ellos hicieron y dejaron en la persona.

Cuando la persona recibe la SALVACIÓN, el Espíritu de Dios entra en contacto con el espíritu del hombre, y lo libera quitando de ahí toda atadura y presencia de tinieblas. Automáticamente se sueltan y salen los demonios que aprisionaban ese espíritu del hombre. La libertad de Dios se hace en el nivel espiritual del hombre, primeramente en su espíritu, y desde ahí comienza a surgir un entendimiento de las cosas espirituales y un deseo de crecer espiritualmente.

 

Se regenera la vida espiritual, se nace de nuevo, se libera el espíritu encarcelado. El Espíritu Santo se instala dentro del hombre y hace morada en él. Es cuando renacemos, es el momento de recibir la vida nueva, recibimos la Presencia de Dios en nuestro ser. Ya no hay posesión demoníaca, ahora hay un proceso de alcanzar la llenura o plenitud del Espíritu Santo, que es la Presencia de Dios en todo nuestro ser: en nuestro Cuerpo, en nuestra Alma y en nuestro Espíritu.

Deja tu comentario

¡Usted que Opina!

Radio Conquista Internacional.

Descarga la App de Radio Conquista Internacional. Con ellas puedes escuchar nuestra transmisión en vivo. Suscribirte en nuestra página web y confirmarlo en tu correo electrónico, para que recibir las notificaciones de los últimos estudios bíblicos y la noticia del  momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *