Bendiciones y Maldiciones

BENDICIONES Y MALDICIONES:

LAS AGUAS DULCES Y LAS AGUAS AMARGAS DEL CORAZÓN

Santiago 3:9 Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. 3:10 De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así. 3:11 ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga? 3:12 Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce.

La Santa Biblia compara ese fluir de palabras buenas y palabras malas que salen de la boca, como una fuente que emana aguas dulces y aguas amargas (o saladas) del corazón. Se dice que de una misma fuente no puede salir agua dulce y agua amarga, eso significa que no podemos con una misma boca bendecir a unos y maldecir a otros, al menos no debería ser así, eso no es correcto ante Dios, para Él no existe medio bueno o medio malo, o somos buenos o somos malos de corazón. Si creemos que nuestro corazón es bueno, entonces ¿por qué maldecimos? Podemos engañar a muchos, pero ¿quién engañará a Dios?

Deja tu comentario

¡Usted que Opina!

Radio Conquista Internacional.

Descarga la App de Radio Conquista Internacional. Con ellas puedes escuchar nuestra transmisión en vivo. Suscribirte en nuestra página web y confirmarlo en tu correo electrónico, para que recibir las notificaciones de los últimos estudios bíblicos y la noticia del  momento.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *