La Autoridad de la Lengua

LA AUTORIDAD DE LA LENGUA

 

2º Samuel 23:2 El Espíritu de Jehová ha hablado por mí, 

y su PALABRA ha estado en mi LENGUA. 

 

Cuando declaramos ciertas palabras dichas con FE, con fuerte motivación y convicción, las cosas suceden, a veces para bien y a veces para mal. ¿Por qué? Porque hay poder de mando en las palabras, hay autoridad espiritual. Cuanto más influencia o poder espiritual tenga una persona, sea buena o sea mala, tanto más ocurrirá lo que ella declare. La bendición es la manifestación de una buena espiritualidad, de un corazón correcto y amoroso inspirado y respaldado por el Espíritu de Dios. La maldición es la manifestación de malos espíritus, de acorde a lo que se pronuncia y declara.

 

 

Jeremías 23:31 Dice Jehová: He aquí que yo estoy contra los profetas 

que endulzan sus LENGUAS y dicen: Él ha dicho. 

 

Dios usa la boca del hombre para expresarse. También el hombre usa su propia boca para hacer declaraciones materialistas o espirituales. Observamos estos tres casos:

– Cuando un hijo de Dios (esto es para un cristiano en comunión y santidad) habla En El Nombre de Jesús, el resultado de su declaración será por la obra y el poder del Espíritu Santo, su declaración actuará como una voz de mando que activará a los ángeles a su favor.

– Cuando un cristiano habla inspirado por la maldad de su corazón, o cuando declara palabras proféticas que Dios no mandó, se activan espíritus de demonios para llevar a cabo la orden.

– Cuando es el hombre (cristiano o no) quien declara palabra benigna o maligna de su corazón, los ángeles y los espíritus inmundos se mueven según la orden que reciben, según lo que se declara.

Deja tu comentario

¡Usted que Opina!

Radio Conquista Internacional.

Descarga la App de Radio Conquista Internacional. Con ellas puedes escuchar nuestra transmisión en vivo. Suscribirte en nuestra página web y confirmarlo en tu correo electrónico, para que recibir las notificaciones de los últimos estudios bíblicos y la noticia del  momento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *