Adiestrado para el Servicio

PARTE 3: ADIESTRADOS PARA EL SERVICIO.

2º Corintios 10:4. Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas. Amén.

y son muy poderosas para destruir las fortalezas del enemigo. En el Ejército de Dios, todos necesitan ser adiestrados para la guerra, y todos necesitan saber usar las armas espirituales. Cuando insisto en la palabra "todos", me refiero a jóvenes, niños, ancianos, hombres, mujeres, obreros y autoridades.

El soldado debe ser adiestrado primeramente para su propia supervivencia como cristiano, y luego para pelear por la liberación de los demás; el soldado debe ser adiestrado para saber cómo pelear, cómo defenderse, como atacar, y cómo conquistar en el reino espiritual. Según los dones y talentos que tenga una persona como soldado cristiano, su fidelidad a Dios, su obediencia a las autoridades, su conocimiento bíblico, su testimonio espiritual, se verá cuando está capacitada, y en qué grupos o actividades podrá ser integrada.

Dios da capacidades físicas, mentales y espirituales a cada soldado, según las tareas que tenga que cumplir; según el nivel de dificultad de las batallas que tendrá que enfrentar; y según las responsabilidades que tendrá en su cargo. El soldado fiel es aquel que vive en santificación, para no caer en pecados ni en tentación; es un cristiano que no da lugar al diablo, sino que vive para servir y agradar a Dios.

 

Deja tu comentario

¡Usted que Opina!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *